▶La Puerta del Bosque, de Melissa Albert

Alice, una chica de diecisiete años, y su madre se han pasado la mayor parte de sus vidas de un sitio para otro, siempre un paso por delante de la extraña mala suerte que les pisa los talones. Pero cuando la abuela de Alice, la esquiva autora de un libro de cuentos espeluznantes, muere en su finca del bosque, Alice descubre hasta dónde puede llegar su mala suerte. Su madre desaparece y deja un extraño mensaje: no te acerques al bosque de los avellanos. Para recuperarla, Alice tendrá que adentrarse en el mundo en que nacieron las historias de su abuela y donde quizás encuentre la razón del monstruoso y estremecedor origen de su historia

Desde la primera vez que me topé con este libro por las redes sociales supe que era de esos que tenía que leer sí o sí, ¿conocéis esa sensación, ese sentido arácnido, que os recomienda un libro solo con ver su portada? Pues eso, y bueno, para qué negarlo: es una portada imponente.
Siempre he sentido debilidad por los cuentos, o las historias relacionadas con ellos, y si encima tienen un toque de oscuridad, mejor que mejor: las sombras hacen que las historias de fantasía sean más interesantes. Y en esa línea, tal vez por eso mismo, tengo que admitir que me recordaba mucho a Un cuento oscuro, una novela que me robó el corazón, así que tenía unas grandes expectativas respecto a este.
Alice y su madre han pasado toda la vida huyendo de un sitio para otro, intentando dejar atrás la mala suerte que parecía perseguirlas allí donde iban. Cuando su abuela, la misteriosa autora de un libro de cuentos un tanto peculiares, muere, piensan que sus problemas han terminado, pero en realidad, no habían hecho más que empezar, así lo demuestra la desaparición de su madre. Si Alice quiere encontrarla, tendrá que enfrentarse al mundo de donde vienen las historias que creó su abuela, y hacer lo imposible por evitar el doloroso final  que se escribió para su historia.
Guau. Simplemente guau. Que sí, que me esperaba un libro que me gustaría, pero es que ha logrado cautivarme desde el principio, y eso que no tenía muy claro hacia dónde tiraría la historia, pero todas esas preguntas sin respuesta, toda esa “mala suerte” que no las dejaba en paz, ese ambiente de oscuridad que acechaba en cada esquina… es totalmente lo que estaba buscando.
Aunque en la primera parte de la novela no encontramos demasiada fantasía que digamos, lo compensa con creces la segunda, y además es magia cruda, todo lo que saldría de un cuento a la antigua usanza si le diésemos la vuelta y lo convirtiésemos en algo parecido al miedo, consiguiendo atraparte por completo en su red de sangre y negrura. Y hay que reconocer que Alice, la protagonista, ayuda mucho a que la historia sea tan verosímil, y es que ir descubriendo todo a la vez que ella, sintiendo su estupor, su miedo, sus ganas de luchar para alcanzar a su madre y salvarla de quien sea que se la ha llevado… Es muy fácil conectar con ella y ponerse en su lugar. Y no podemos olvidarnos de los secundarios, sobre todo aquellos… “peculiares”, que resultan sumamente interesantes.
Me ha encantado cómo la autora ha logrado entrelazar la realidad y la magia, el camino que ha seguido la trama y el mundo que ha creado, el Interior, aunque he de decir que me he quedado con ganas de un paseo más a fondo por él, aunque imagino que en los siguientes libros se tratará el tema en mayor profundidad.
¿Y el final? Totalmente acertado, aunque, vale, si soy sincera, hay un detalle en concreto relacionado con Finch que me hubiera gustado que se resolviese de otra forma, pero habrá que conformarse, y el resto lo compensa con creces.
En conclusión, El bosque oscuro ha sido una novela que me ha dado todo lo que buscaba: un papel muy importante a los cuentos espeluznantes, magia oscura a montones y una trama adictiva. Quiero más
http://fiebrelectora.blogspot.com/2018/03/resena-la-puerta-del-bosque-melissa.html